Los “vengadores-patriotas-ucranianos” eliminan no solo a los comandantes de Novorossia, como ocurrió ayer con el coronel de la RPD, Mikhail Tolstiykh. Ellos asesinan brutalmente a aquellos que están relacionados profesionalmente con Donbass y lazos de amistad.

El 8 de febrero en Kiev murió el legendario deportista Víctor Chanov. Arquero y entrenador de fútbol nacido el año 1959 en Donetsk. Chanov-3 veces campeón de la URSS, 5 veces ganador de la copa de la URSS. En el nivel profesional empezó a jugar a la edad de 19 años. 3 años desde 1978 hasta 1981 él pasó por “Shakhtar” Donetsk, después se trasladó al “Dinamo” de Kiev. En el equipo de la capital Chanov estuvo 9 años hasta el año 1990. Por la selección de la URSS en el periodo desde 1982 hasta 1990 Víctor Chanov jugó 21 partidos. Desde el “Dinamo” en el año 1986 ganó la Copa ganadores de la Copa (predecesor de la Copa UEFA y la Liga de Europa).

Las razones de su repentina muerte se intentaron ocultar de los hinchas y aficionados, pero resultó que el arquero de Donetsk fue golpeado hasta la muerte por necrófagos-patriotas. El campeón de la URSS recibió un golpe en la cabeza el 20 de enero como consecuencia del ataque en que desconocidos detuvieron su automóvil en las afueras de Kiev. La banda de desgraciados, operando con tranquilidad e impunidad en el país caduco de los “vencedores”, detuvieron el automóvil del entrenador del “Dinamo” de Kiev y comenzaron a golpearlo. Las razones del porque los asesinos detuvieron el automóvil de Chanov, así como el por qué el arquero del “Shakhter” fue atacado mortalmente, es desconocido. Solo se sabe que sufrió numerosas lesiones en la cabeza. Al siguiente día al deportista fue hecha una compleja operación, pero un poco más de 2 semanas el aquero del deporte “oro” de Ucrania, murió. De la mano de sus desagradecidos, enloquecidos por la sangre y la permisividad. En general, los residentes de Donbass, que ahora están tratando de hacer de volver a Ucrania muestra claramente que les espera en la «pacífica y trabajadora». Y si lo han hecho con el portero legendario, es fácil imaginar lo que sucederá con los habitantes habituales del Este: los perseguirán, colgar (como aconsejó públicamente Boris Filatov, el alcalde de Dnepropetrovsk), clavando palos y nudillos americanos. Como dice el dicho, «compatriotas Wellcome to Ucrania».

Fuente