Del Congreso de Rusos de Canadá

Febrero de 2017

Muy Honorable Justin Trudeau

Primer Ministro de Canadá

RE: Escalada de la violencia en Donbass, Ucrania

Estimado Primer Ministro Trudeau,

El Congreso de Rusos de Canadá expresa su profunda preocupación por la escalada de la violencia en la región de Donbass, en el este de Ucrania. Las Fuerzas Armadas de Ucrania han reajustado las acciones militares a partir de los últimos días de enero, en flagrante violación del acuerdo de alto el fuego de Minsk-2 firmado en febrero de 2015. Las Fuerzas Armadas de Ucrania bombardean la ciudad de Donetsk y las aldeas y pueblos vecinos con artillería pesada, dañando áreas residenciales e infraestructura. Seis civiles murieron y otros 34 resultaron heridos durante la semana pasada. Estas son las últimas víctimas de una guerra civil lanzada por el gobierno de Kiev, que dura casi tres años, y que se ha cobrado la vida de más de 10.000 personas y ha obligado a unos dos millones de personas a abandonar su tierra natal en el este de Ucrania.

Los meses y semanas anteriores que desembocaron en esta escalada de ataques de las Fuerzas Armadas de Ucrania, el ejército ucraniano estuvo aumentando su presencia militar en la zona de primera línea. Los funcionarios políticos y militares ucranianos han reforzado su retórica militarista. Las fuerzas ucranianas han estado llevando a cabo lo que recientemente denominaron una «ofensiva rastrera», ocupando territorio de la «zona gris» entre la rebelde República Popular de Donetsk y Ucrania metro a metro.

Las acciones de los líderes políticos ucranianos equivalen a sabotear el Acuerdo de Minsk-2. El Acuerdo proporciona la única hoja de ruta para la solución pacífica del conflicto armado en el este de Ucrania. El Congreso de Rusos de Canadá exhorta al Gobierno canadiense a cumplir su declaración de apoyo a la paz en el mundo y presionar a los dirigentes políticos de Ucrania para que pongan fin a sus asesinos ataques contra Donetsk. Creemos firmemente que Canadá debe comprometerse en la resolución pacífica de la guerra civil en Ucrania por ser un intermediario honesto en las relaciones entre Kiev y Donetsk.

Canadá es un ejemplo de un país multicultural donde prevalece el respeto por otros idiomas y culturas. Ottawa debe utilizar sus estrechos vínculos con el actual liderazgo ucraniano para educar a este liderazgo sobre los valores del multiculturalismo, de la diversidad y de las instituciones políticas federales. Es hora de parar la guerra fratricida en Donbass y de atender la voluntad de la gente de tener unos derechos políticos, sociales y lingüísticos distintos. Pedimos al gobierno canadiense que desempeñe un papel más activo en el establecimiento de la paz en Ucrania.

Atentamente,

Igor Babalich
Presidente, Congreso de Rusos de Canadá

Etiquetas: ; ; ; ; ;