En la víspera en la ciudad de Bobigny ocurrieron enfrentamientos con la policía.

Después de la acción de protesta en los suburbios de París la policía detuvo a 37 personas. Sobre esto hoy, el 12 de febrero, informó la estación de Radio Europe-1 citando la fuente de la policía francesa.

En la víspera en la ciudad de Bobigny desde hace más de dos mil personas salieron a las calles para protestar contra las acciones de la policía durante la detención de un joven llamado Theo. Los manifestantes exigieron «justicia para Theo». Sostenían carteles en las manos con las inscripciones:»la policía asesina a personas inocentes» y «violencia policial».

Las protestas se extendieron rápidamente en disturbios y enfrentamientos con la policía. A los agentes de la ley les arrojaron una variedad de elementos, y ellos respondieron con gases lacrimógenos. Se incendiaron al menos cuatro vehículos y fueron destruidas dos tiendas.

Como resultado los agentes del orden detuvieron a 37 personas, en las vecinas comunas también fueron hechos actos individuales de violación a la ley, relacionados con el incidente en torno a la detención de Teo.

La ira de los habitantes del departamento de Seine Saint Denis, el centro administrativo del cual es la ciudad de Bobigny, dio lugar a los incidentes ocurridos en la semana pasada en Aulnay-sous-Bois.

Cuatro agentes llegaron al vecindario en Aulnay-sous-Bois, al norte de París, el jueves por la noche. Allí empezaron a parar a jóvenes y a pedirles la documentación. Durante la operación, un joven de 22 años sin antecedentes penales e identificado únicamente por su primer nombre, Theo, fue supuestamente obligado a tumbarse en el suelo y golpeado por los agentes.
Uno de ellos ha sido ahora acusado de introducir al joven la porra por el ano. Como consecuencia, Theo sufrió heridas graves en el recto y tuvo que ser operado de urgencia en el hospital, donde todavía está ingresado. Otros tres agentes han sido denunciados por agredir a la víctima. Los cuatro, que niegan los cargos, han sido suspendidos.
El fiscal afirma que la policía paró a un grupo de alrededor de 12 personas “tras escuchar las características llamadas de los puestos de vigilancia de los puntos de venta de droga”. Durante la operación “intentaron arrestar un hombre de 22 años”. Cuando se resistió, los agentes utilizaron gas lacrimógeno y “uno de ellos utilizó una porra extensible”, señala la fiscalía sin más detalles.

Fuente

Etiquetas: ; ;