La celebración por Chile y Argentina de los 200 años de la batalla de Chacabuco sirvió también para emitir claras señales de rechazo al proteccionismo y la idea de levantar muros.

Sin menciones directas, más allá de la trascendencia histórica de la cruzada de los generales José de San Martín y Bernardo O´Higgins contra la Corona española, la fecha fue aprovechada como símbolo de lucha de Latinoamérica.

En esta ocasión los presidentes de Chile, Michelle Bachelet, y Argentina, Mauricio Macri, dejaron ver que la «preocupación» ante las tendencias proteccionistas de Estados Unidos y Europa es un sentimiento compartido.

Del acto efectuado ayer en Colina, a 55 kilómetros de esta capital, salió la iniciativa de convocar a una Cumbre de cancilleres y ministros de economía del Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Alianza del Pacífico, en el mes de abril.

Chile encabeza en la actualidad la Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Colombia y México) y el Mercosur lo hace Argentina, con los demás integrantes Uruguay, Paraguay, Venezuela y Brasil.

Las referencias veladas o verticales a medidas del mandatario estadounidense, Donald Trump, destacan en un documento bautizado como Declaración de Chacabuco.

El «rechazo» aparece frente a medidas impulsadas por Trump, como su retiro del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), su veto migratorio a siete países de mayoría musulmana y su intención de construir un muro en la frontera con México.

‘Las tendencias proteccionistas que se observan en el escenario internacional se contradicen con los esfuerzos por alcanzar un crecimiento sostenible y un desarrollo inclusivo de nuestras naciones’, apunta el texto.

Bachelet, quien hizo un alto en sus vacaciones para presentarse en el acto, fue bastante incisiva en sus palabras respecto al caso de Washington con México.

«Hace 200 años comprobamos que ni un muro natural de miles de metros de altura puede ser una barrera infranqueable para el deseo de libertad y de encuentro que anima a las personas y los pueblos libres», remarcó.

Juntos reivindicamos la disposición de que estas montañas no sean una separación, sino signo del destino común que labraron para nuestros pueblos los próceres que aquí lucharon y vencieron, añadió Bachelet.

En Buenos Aires en diciembre pasado, Bachelet y Macri firmaron varios acuerdos y memorandos de entendimiento, para dar un nuevo impulso a los lazos bilaterales.

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ; ;