Los cancilleres del Grupo de las 20 economías más industrializadas y emergentes (G-20 ) se reúnen desde hoy durante dos días en Alemania, para analizar una amplia agenda de asuntos, entre estos el comercio, seguridad energética y cambio climático.
También los cancilleres examinarán la crisis de los refugiados en Europa, el grupo yihadista Estado Islámico y el futuro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.
La reunión, que tendrá lugar en Bonn y en la cual se espera un encuentro entre el secretario estadounidense de Estado, Rex Tillerson, y el canciller ruso, Serguéi Lavrov, es un paso previo para la cita cimera de los países de esa agrupación.
Esta se efectuará el 7 y el 8 de julio, ocasión en que según medios de prensa podrían reunirse el presidente Donald Trump y su par ruso, Vladimir Putin.
Este tipo de evento se realiza cada año con la participación de responsables de alto nivel de todo el mundo, incluidos mandatarios, ministros, personalidades y líderes de organizaciones internacionales, así como representantes de la industria, los medios de comunicación, la academia y la sociedad civil.
El G-20 es un espacio de cooperación y consultas entre los países en temas que tienen que ver con el sistema financiero internacional.
Además estudia, revisa y promueve discusiones sobre asuntos relacionados con las naciones industrializadas y las economías emergentes.
Conforman ese bloque: Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, República de Corea, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Turquía, Reino Unido, Estados Unidos y la Unión Europea (UE).
Conjuntamente sus economías representan el 85 por ciento del Producto Interno Bruto mundial.