Hace poco  The Sunday Telegraph con la marcada   «exclusivo» publicó un enorme  material  discutido recientemente  en  la prensa rusa  y serbia,  sobre  el caso   evidentemente fabricado  que se llama «el complot ruso»  con el fin del derrocamiento del gobierno de Montenegro.»
Lo más interesante es que el artículo principal    se acaba  con el párrafo  titulado «Si el Kremlin está involucrado?»,  donde  se reconoce que no hay ninguna evidencia de esto. Pero, ¿quién lee hasta el final  los grandes artículos? Lo principal es suministrarlo   con los gráficos y  comentários de un periodista-rusófobo de carrera, acompañar con la inscripción  «análisis» , con todo esto el hecho de» participación del Kremlín» ni siquiera  si somete  a  la discusión .  Y ya está, » sensación» está lista!


Lo más divertido  es el modo  comprobacion de los hechos.  El cronograma establece que dos «agentes rusos» (uno de los cuales se llama  una vez Shirokov , otra vez  Shirakov ,  al final, ¿qué diferencia!) llegaron  a Serbia con  los celulares «avanzados». ¿Cuál es su avance? Resulta que en estos  móviles-maravillas (! solamente imagínense !)  fueron escritos  dos numeros enteros! Imagínense cuánto avanzado es en este sentido, el FSB ( Servicio Federal de Seguridad de Rusia), que esté capaz  de utilizar los números de marcación rápida en un teléfono inteligente!¿Que pruebas necesiten más ?
En general,  así es una  «sensación»  que todo el mundo está siendo reproduciendo. Sorprende sólo una cosa: no se revela   el papel decisiva de la SBU (Servicio de Seguridad de Ucránia) en la revelación del  «complot ruso».   !De  esto comunicó  Taras Berezovets mismo (un periodista  y consulente político ucraniano)!  !The Sunday Telegraph debería atraerlo  a él en calidad de un experto principal!   Y el  contaría unas  histórias más .

Fuente