Los habitantes de Montenegro decidieron personalmente entregar en el estado mayor de la OTAN la opinión de la mayoría de los ciudadanos sobre el asunto de la entrada de su país en este bloque militar. En víspera desde Podgorica a Bruselas viajó una caravana con la exigencia de realizar en Montenegro un justo referéndum sobre este asunto histórico.

Durante 12 días los activistas viajaran 7000 kilómetros y 12 estados en aras de una idea-“para que el voto de los ciudadanos de Montenegro fura escuchada”, dice en el anuncio del organizador de la acción masiva, el periodista Marko Milachic, líder del movimiento “resistencia sin esperanza”, que es parte del opositor Frente Democrático.

En estos momentos la caravana cruzó la frontera de Serbia y llegó al primer destino-la ciudad de Mitrovica de Kosovo. Aquí los huéspedes de Podgorica realizaran una serie de reuniones con los políticos serbios y activistas sociales.

“Las autoridades de Montenegro no quieren realizar un referéndum sobre una decisión histórica. Y aquí, en Kosovo y Metohija, se ve mas caramente esta “democracia de la OTAN””,-dijo Milachic durante una de las reuniones. Según él, la idea de la caravana con la exigencia del referéndum-es la lucha por el respeto a la opinión del pueblo sobre el bloque de la OTAN, y en el sentido amplio-la defensa de la libertad de su pueblo.

Hablando de Serbia, Milachic señaló que ella escogió para sí una posición de neutralidad militar, y se ha convertido en un factor importante para la paz y la estabilidad en la región.

La llegada a su destino final, Bruselas, esta prevista para el 28 de febrero. Hay figuras públicas de Montenegro que permanecerán durante tres días.

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;