El analista político  irani, Shoeib Bahman, dijo que el incremento de la cooperación económica con Crimea podría acelerar el proceso de reconocimiento internacional de la región como parte de la Federación Rusa.

«Cuando Irán fue víctima de las sanciones occidentales, Rusia nos dio su mano. Ahora Irán está devolviéndole el favor y espera que esto ayude a Rusia con los problemas por los que pasa en la actualidad», aclaró Shoeib Bahman.

Crimea, territorio históricamente ruso, se separó de Ucrania para reunificarse con Rusia después de que fuerzas nacionalistas tomaran el poder en Kiev expulsando al presidente del país, Víctor Yanukovich. Más del 96% de los ciudadanos de la península apoyaron esa decisión mediante un referéndum en marzo de 2014. Tanto Ucrania, como la Unión Europea, Estados Unidos y sus aliados, no reconocieron su resultado e impusieron restricciones comerciales a Rusia.

Como es sabido,  Rusia espera firmar un contrato con Irán para el suministro de turbinas para centrales eléctricas en Crimea, declaró el director general de Rostec, Serguéi Chemezov.