El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados Filippo Grandi reconoció que los residentes de las Repúblicas del Donbass tienen derecho a obtener los pasaportes en sus países, pero le preocupa que estas medidas puedan complicar en gran medida el proceso de implementación de los acuerdos de Minsk. Grandi hizo hincapié en que la tarea principal es alcanzar un acuerdo y el cese de las hostilidades en el Donbass.

«Por un lado, es importante que la gente tenía documentos. Pero, por otro lado, es imposible tomar medidas que complican el proceso de paz de Minsk”,-dijo en una Grandi en una entrevista del periódico “Kommersant”, haciendo hincapié en que todavía no es posible denominar el reconocimiento de los pasaportes RPD y RPL a este paso.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas también se refirió a la cuestión de si los documentos emitidos por las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, se conviertan en un análogo de pasaportes Nansen. Grandi señala que en este caso la situación es diferente, ya que los pasaportes Nansen emitidos por la Sociedad de las Naciones es a los apátridas y sin documentación.

Fuente