Foto Archivo

El grupo terrorista del “Estado Islámico” colocó minas a una fosa común en Mosul, para atacar a los investigadores y periodistas. Sobre esto informó RIA Novosti.

Los terroristas del “Estado Islámico” colocaron artefactos explosivos en la fosa común cerca de Mosul para atacar a los investigadores y periodistas, que documentan los crímenes de los terroristas.

Anteriormente se informó, que no lejos de la carretera, que conecta la ciudad de Mosul y Bagdad, fue encontrado una fosa común presumiblemente con 4.000 cadáveres.

Se señala, que los terroristas mataron a prisioneros iraquíes en el año 2014 y arrojaron sus cuerpos en el cráter de 400 metros de profundidad.

Fuente