El documento revela la hipocresía del país norteamericano, que se erige como juez de otros países sobre derechos humanos, mas no en su territorio.

China publicó un informe en el que refleja la hipocresía de EEUU con respecto a su supuesta defensa de los Derechos Humanos (DDHH).

El documento, titulado Registro de Derechos Humanos de Estados Unidos en 2016, fue publicado por la Oficina de Información del Consejo de Estado, en respuesta a los Informes por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos de 2016 emitidos por el Departamento de Estado del país norteamericano el 3 de marzo.

El informe de China crítica que EEUU se presenta, una vez más, como “el juez de los derechos humanos, blandiendo ‘el bastón de los DDHH’ señaló, y atribuyó responsabilidades sobre la situación de los DDHH en muchos países, pero no prestó atención a sus propios terribles problemas en este ámbito”, afirma el documento chino.

“Con los disparos aún retumbando en los oídos de la gente junto a la estatua de la Libertad, una discriminación racial que empeoró y una farsa electoral dominada por la política del dinero, el autoproclamado defensor de los DDHH expuso su ‘mito’ en materia de derechos humanos con sus propias acciones”, prosigue.

Los hechos concretos muestran que el año pasado se produjo en EEUU un continuo deterioro en algunos aspectos clave de los problemas de derechos humanos ya existentes, según el informe.

EEUU tenía la segunda tasa de encarcelamiento más elevada, con 693 presos por cada 100 mil habitantes, apunta el documento, que indica, citando a medios de comunicación, que unos 2,2 millones de personas estaban en prisión en 2014 en el país, y que 70 millones de estadounidenses (casi uno de cada tres adultos) estuvieron alguna vez entre rejas y tienen algún tipo de antecedente penal.

Niveles altos de delitos

También se mantuvieron en índices altos los delitos relacionados con armas de fuego, según cifras del Archivo de Violencia con Armas, las cuales señalan que en 2016 hubo un total de 58 mil 125 incidentes de violencia con armas, entre ellos 385 tiroteos masivos. Como consecuencia, murieron 15 mil 39 personas y 30 mil 589 resultaron heridas.

Por otra parte, la polarización social de EEUU, el año pasado, se volvió más grave; la proporción de adultos que tenían trabajo a tiempo completo registró un nuevo mínimo desde 1983; la brecha en los ingresos continuó ampliándose; el tamaño de la clase media llegó a un punto de inflexión y comenzó a caer; y las condiciones de vida de las personas de las clases más bajas continuaron deteriorándose, agrega el informe.

De acuerdo con la empresa de consultoría Gallup, el porcentaje de estadounidenses que dijeron pertenecer a la clase media o media-alta cayó en 10%, desde una media de 61% entre el año 2000 y el 2008 hasta un 51% en 2016.

Ese descenso significa que a 25 millones de personas en EEUU les fue mucho peor en términos económicos. Además, uno de cada siete estadounidenses, es decir, al menos 45 millones de personas, vivían en situación de pobreza, dice el documento.

Añaden, además, que ese país pisoteó varias veces los DDHH en otros países, y masacró víctimas inocentes deliberadamente, añadió el comunicado.

Etiquetas: ; ; ; ;