El Gobierno estadounidense destituyó hoy al fiscal federal del Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, tras resistirse a presentar la dimisión como le solicitó el secretario de Justicia, Jeff Sessions.

No dimití. Hace unos momentos fue despedido, escribió Bharara en su cuenta personal de la red social Twitter, donde también se refirió al honor propio por desempeñar ese cargo.

Según anunció ayer el Departamento de Justicia, Sessions pidió a 46 fiscales de la administración de Barack Obama (2009-2017), entre ellos el antes mencionado, que renunciaran a sus puestos.

La portavoz de esa entidad, Sarah Isgur Flores, señaló en un comunicado que el fiscal general realizó tal solicitud para asegurar una transición uniforme y advirtió que se trata de un proceso normal cuando se produce un cambio de gobierno.

Apuntó que el resto de los 93 fiscales federales del país ya habían presentado su dimisión.

Reportes periodísticos recordaron que en noviembre último, cuando Donald Trump ya era el presidente electo se reunió con Bharara y, según dijo el fiscal tras la cita, le pidió que continuara en el cargo y eso fue aceptado.

Nombrado en 2009, Bharara era uno de los fiscales más mediáticos de Estados Unidos y su oficina se ocupó de notorios casos de terrorismo internacional, narcotráfico y fraudes bursátiles en Wall Street.