El candidato a la Presidencia de la República, Lenín Moreno, visitó Tulcán, en la provincia de Carchi. Ahí se refirió a la propuesta del otro aspirante finalista Guillermo Lasso, de la alianza Creo-SUMA, de eliminar 14 impuestos para reactivar la economía atrayendo inversión privada.

Moreno calificó a la iniciativa de “novelería”. La eliminación irracional de impuestos –señaló- podría provocar el despido de trabajadores públicos y comprometer la capacidad del Estado para proveer servicios sociales cruciales para segmentos poblacionales de atención prioritaria.

En un acto público que se organizó para recibir al candidato, Moreno reiteró su compromiso de aplicar cinco políticas centrales de la estrategia Toda Una vida; la lucha contra la pobreza, la entrega de transferencias monetarias para las poblaciones vulnerables, la ampliación de los esquemas de protección social, la construcción de vivienda, el incremento de la producción y la apertura de plazas de empleo.

El postulante de la Alianza País volvió a ofrecer la construcción de 325.000 viviendas de interés, pero aseguró que estos programas y otros como la educación y salud gratuita se pondrían en peligro si los electores optan por propuestas como la eliminación de impuestos sin sustento técnico para favorecer a determinados grupos económicos, como se recogió en un comunicado que fue difundido por su equipo de campaña ayer 11 de marzo del presente.

Moreno no nombró directamente en su discurso a Guillermo Lasso, pero se refirió a él como el “banquero”.

Con relación a la provincia de Carchi y la difícil situación económica que enfrenta, Moreno declaró que se trabajará para la consolidación económica, a través de acciones que van desde el combate del contrabando para impedir el ingreso de bienes que atentan contra la producción nacional hasta la inyección de recursos en proyectos orientados a la agroindustria, la entrega de créditos en condiciones