En el Reino Unido temen por los resultados por las elecciones parlamentarias previstas para el año 2020.

Ante el temor de que los «hackers rusos» puedan interferir en el proceso electoral en el país, la primera ministra, Teresa May, aprobó el cargo de ministro de la lucha contra las actividades subversivas. Según el periódico The Times, para luchar por «la integridad y la seguridad de la democracia británica» instruyo a Ben Gummer.

En el Reino Unido están seriamente preocupados que los ataques cibernéticos rusos, noticias falsas y dinero puedan desestabilizar la democracia en el país y afectar el resultado de las elecciones previstas para el año 2020.

Fuente

Etiquetas: ; ;