El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró que Venezuela responderá en el plano político y diplomático a las agresiones dirigidas contra la nación suramericana por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

‘No nos vamos a quedar callados’, alertó la víspera el mandatario venezolano, durante el relanzamiento de la misión social José Gregorio Hernández, en el Centro Nacional de Genética Médica, en el estado de Miranda.

Maduro enfatizó que su gobierno responderá en todos los planos políticos y diplomáticos, más allá de Venezuela, ‘porque nos asiste la moral y la lealtad’.

Señaló que la designación de Venezuela, por unanimidad, como presidente de la Asociación de Estados Caribeños (AEC), ‘dice mucho de la batalla que está dando el país contra los intervencionismos’.

‘Venezuela no se va a quedar callada, vamos a roncar pero a roncar duro, y nadie amenaza a Venezuela y menos Luis Almagro’, enfatizó Maduro.

La reacción de Venezuela se produce después que el secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, solicita en un informe presentado hace dos días, suspender a Venezuela del organismo continental.

Por su parte, más de 225 movimientos sociales latinoamericanos firmaron un documento en el que expresan su apoyo a Venezuela y repudian la abierta injerencia del secretario general de la OEA, en los asuntos internos de la nación suramericana.

La víspera, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, acusó a Almagro de dirigir los ‘factores fascistas, extremistas, antidemocráticos y peligrosos de la derecha hemisférica’ en contra de Venezuela.

‘Lo mueve el odio contra el pueblo de Venezuela, y en su afán de intervenir al país, no le importa que sea afectada nuestra patria’, subrayó la canciller.