El Ministerio del Interior de España publicó las fotos de más de 10.000 armas de guerra, donde se puedem hallar rifles de asalto, ametralladoras antiaéreas, granadas y pistolas destinadas a la delincuencia organizada y grupos terroristas en Europa, las cuales fueron incautadas por la Policía española.

El pasado mes de enero, la Policía Nacional española, en colaboración con la Europol (Oficina Europea de Policía), incautó más de 10.000 armas en Vizcaya, Gerona y Cantabria valoradas en 10 millones de euros en el mercado negro. La escala del almacén se anunció oficialmente mediante un comunicado solo el 14 de marzo tras haberse realizado un inventario completo.

«Se han inventariado cerca de 9.000 fusiles tipo CETME, 1.000 fusiles de otras marcas, ametralladoras antiaéreas, 400 obuses y granadas, también multitud de pistolas de las marcas Astra y Star, y númerosos revólveres Smith&Wesson —que fueron retiradas por agentes del TEDAX-NRBQ—, y piezas para ‘reactivar’ las armas, además de material para falsificar la documentación relativa a las mismas y herramientas para alterar sus números de identificación. Por último se han hallado cerca de 80.000 euros en efectivo producto de la actividad», dice el informe.

Según la Policía de España, el grupo desmantelado, formado por cinco personas que fueron arrestadas, compraba legalmente armamento inutilizado que posteriormente reactivaban y vendían a las organizaciones dedicadas al crimen organizado y al terrorismo. Tres de los arrestados están en prisión provisional sin fianza.