Los disturbios masivos se produjeron en Beirut durante la acción de protesta contra la imposición de nuevos impuestos en el país, informó la cadena LBCI.

Centenares de manifestantes se congregaron este domingo en la plaza Riad Al Solh demandando a las autoridades renunciar la introducción de nuevos impuestos. Durante la manifestación un grupo de jóvenes intentó romper el cordón policial y lanzó botellas y piedras contra los agentes de seguridad.

No hay información sobre heridos o detenidos.

El primer ministro del Líbano, Saad Hariri, intentó intervenir ante los manifestantes, pero no logró calmar a la multitud. Posteriormente en su cuenta de Twitter Hariri llamó a los organizadores de la protesta para crear una comisión donde «negociar sus demandas en clave positiva».

 

 

Fuente