De acuerdo con la revista Slate, el ejército estadounidense ha hecho poca cosa para evitar las muertes de personas inocentes en las actuales zonas de conflictos.

Según los informes, como resultado de otro ataque aéreo de la coalición, liderada por los Estados Unidos, en Siria se ha producido un gran número de victimas mortales entre los civiles. Al menos 30 personas murieron. La mayoría de las victimas que estaban acompañados por sus familias habían huido de los combates producidos en las zonas de la cuidad al-Raqqa. El Pentágono ha anunciado que investigara dicha información.

Las noticias sobre el último ataque aéreo en Siria llegan en el contexto de una investigación formal sobre otro ataque estadounidense, que fue producido en la ultima semana, y que, según los informes, ha causado a decenas de victimas entre los civiles en una mezquita en la provincia noroccidental de Idlib. El Comando Central estadounidense esta estudiando los informes de los activistas locales, según el cual, a causa de este ataque aéreo 49 civiles murieron.

El ataque aéreo del martes, es el segundo incidente de este tipo en el último mes, y debería plantear cuestiones acerca de si los Estados Unidos están tomando las precauciones adecuadas para evitar tantas bajas civiles. Este año se ha visto un aumento dramático en el número de las bajas civiles como consecuencia de los ataques aéreos de Estados Unidos en Siria e Irak, y, según los datos recopilados por la pagina web especializada Airwars, el número de civiles muertos entre los meses de enero y febrero, durante los ataques aéreos realizados por la coalición, liderada por Estados Unidos, ha superado el número de bajas civiles, causadas por los ataques aéreos rusos.

Por supuesto, durante el gobierno de Obama, se producían las múltiples bajas civiles a causa de los ataques aéreos estadounidenses, como también, ante la llegada de Trump a la presidencia se produjo un aumento de la mortalidad entre la población civil. Pero la nueva administración estadounidense también ha adoptado una serie de medidas que se pueden poner en riesgo a un número aún mayor de la población civil, incluyendo su petición al Pentágono para reducir las normas de seguridad durante los ataques contra las posiciones del DAESH (organización prohibida en Rusia). El derecho internacional humanitario exige a los militares a tomar «todas las precauciones posibles» para evitar las muertes de civiles, como ocurrió, por ejemplo, en el año 2015, durante el bombardeo estadounidense del hospital «Médicos sin fronteras», en la provincia afgana de Kunduz.

Tras el fracaso del ejército de Estados Unidos en Yemen durante el mes de enero, comenzaron a surgir múltiples opiniones de las posibles criticas sobre las consecuencias humanitarias de las operaciones anti terroristas de Estados Unidos por parte de los liberales estadounidenses, que a su vez, muy a menudo quedaban «ciegos» ante mismos hechos que se han producido durante el gobierno de Barack Obama. Estos ataques han recibido relativamente poca atención en los noticieros. Pero a medida, que la campaña contra el DAESH se esta intensificando, y si este tipo de incidentes siguen ocurriendo en un futuro, es importante que la comunidad, finalmente comienza a plantear unas cuestiones difíciles, como: ¿que hace que el Ejército de Estados Unidos para evitar las pérdidas de vidas inocentes?

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;