Los políticos y las personas de negocios de Alemania no quieren escuchar nada en relación a las sanciones que Kiev les pueda poner, y todo debiado a la visita que realizaron diez miembros de una delegación a Crimea el pasado 26 de marzo. Durante el viaje los invitados extranjeros visitaron las zonas más curiosas de la península y celebraron un encuentro con los poderes regionales.

«Si Ucrania nos sanciona a nosotros, podremos vivir con esto» — ha declarado el empresario Andreas Maurer.

Los miembros de la delegación alemana han dicho que el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania puede introducir las sanciones contra ellos por la visita a Crimea, como ha hecho ya con otros políticos occidentales. En particular, en septiembre del año pasado el Ministerio Público de «la República Autónoma de Crimea», instituido por Kiev después de la asociación de la región a Rusia, ha abierto una sanción: «la infracción por la entrada al territorio temporalmente ocupado de la República Autónoma de Crimea», respecto a los miembros de la delegación francesa, que se encontraban de la visita en la Crimea del 29 al 31 de julio.

«Cierta atención, puesta sobre nuestros invitados, ha pasado ya. Hoy se sienten bastante con soltura, es confortable. Han examinado el jardín botánico Nikitsky, el palacio Livadiysky, se han comunicado sobre el malecón de Yalta con los ciudadanos en condiciones bastante amistosas», — ha dicho el jefe de la cultura nacional alemana en la autonomía, Yury Gempel.

El 19 de marzo a Crimea ha llegó una delegación, la componían  los miembros del parlamento de Gran Bretaña, Chequia, Serbia, Montenegro, Brasil y Kirguizia. Según los organizadores, en el último momento, al encuentro llegaron los representantes de Hungría, Letonia, Lituania y Ucrania. Según los resultados del viaje, han expresado el deseo de visitar la península una vez más y han notado la legitimidad referéndum donde Crimea ha tomado la decisión de unirse a Rusia.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;