La candidata ultraderechista a la presidencia de Francia, Marin Le Pen, por lo visto, se convierte en la pesadilla principal de los inversores europeos.

Los analíticos JPMorgan esperan que pierda las elecciones, así en Europa comenzarán a realizarse inversiones. De lo contrario, los inversores huirán.

Desde el comienzo del año pasado Francia ha perdido ya cerca de $100 mil millones por el miedo ante los posible cambios en la política del país. Las posibilidades para la victoria en la primera vuelta son bastante altas, por lo menos esto testimonia algunos sondeos de opinión. Las elecciones en Francia tendrán lugar el 23 de abril. Con todo eso, su victoria en la segunda vuelta no está muy clara, puesto que Francois Fiyon y Emmanuel Makron serán unos candidatos más preferibles.

Los analíticos predicen que todo el dinero perdido puede volver rápidamente al país, simplemente Le Pen no debe hacerse con el poder. Ella promete sacar a Francia de la eurozona, cambiar la moneda al franco.

No se excluye que semejantes declaraciones se hacen bajo la presión del lobby financiero, el cual perderá grandes sumas de dinero si Le de Pen vence. Veíamos algo semejante en las elecciones de los EEUU, cuando muchos medios de comunicación criticaban a Donald Tramp y prometían la quiebra de la economía en caso de su victoria.

La incertidumbre se hace presente, pero mientras tanto los miedos son demasiado exagerados. Después de una posible victoria de Le Pen, los expertos prometen también la quiebra del euro hasta $1 y la caída de las acciones europeas casi a 20 %.

Fuente