Italia detendrá la acción del Acuerdo de Schengen sobre las fronteras abiertas e introducirá un control temporal en relación a la cumbre del G7 planeado para los días 26-27 de mayo en Taormina (la isla la Sicilia). Sobre esto escribe el periódico Il Messaggero con referencia a la disposición del Ministerio de Interior.

El control en las fronteras será realizado desde el 10 de mayo hasta fin del mes. «El Ministerio del Interior informa que con motivo de la celebración de la cumbre del G7 en Taormina las fronteras interiores serán controladas temporalmente. La suspensión del régimen de libre movimiento dentro del Espacio de Schengen son previstos por el artículo 25 dentro de los acuerdos correspondientes», — ha comunicado el periódico según ha dicho el departamento. Advierte que esto supone grandes  dificultades para los ciudadanos de terceros países que entran al territorio del Espacio de Schengen a través del Estado italiano y además desean continuar su viaje.

Se recomienda durante este periodo no visitar Taormina con famoso balneario siciliano, pues allí serán instauradas las medidas de seguridad y el movimiento será limitado. En los puertos locales estará temporalmente prohibida la escala de los barcos, y cruceros. Los puertos se usarán solamente con fines logísticos.

En Taormina con una población de poco más de 11 mil personas, se espera más de 20 mil invitados contando los miembros de las delegaciones, los diplomáticos, los periodistas y los empleados de los servicios que sirven a la cumbre. Se comunica también sobre las demoras en la realización de algunos trabajos preparatorios. El gobierno de Italia ha asegurado que para la cumbre todo estará preparado.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;