En el territorio de la presidencia de los EEUU se ha declarado la alarma. La parte norte de la Casa Blanca ha sido acordonada.

El servicio secreto de los EEUU examina el paquete sospechoso descubierto cerca de ésta. Sobre esto ha informado la agencia Reuters.

Según el canal de televisión NBC las calles cercanas a la residencia presidencial han sido cerradas.

Fuente