La investigación judicial por el millonario fraude en Carabineros de Chile ascendería a casi 13.000 millones de pesos (19,6 millones de dólares), según cifras preliminares, aseguró este miércoles el fiscal regional de Magallanes (sur), Eugenio Campos.

Campos, quien está a cargo del caso, reveló a la prensa que «el monto sustraído aumentó a 12.968 millones de pesos (19,5 millones de dólares), tras las últimas revisiones de las cuentas de la institución».

La justicia decretó este 29 de marzo prisión preventiva para dos funcionarios que se encontraban con arresto domiciliario, dejando un total de diez carabineros con esa medida privativa, debido a un posible peligro de fuga.

De acuerdo a los antecedentes, «resulta indispensable la prisión preventiva, considerando el número de delitos, en calidad de reiterados, la gravedad de estos estimando los bienes jurídicos protegidos, los elevados montos, el haber actuado en grupo o pandilla, y el peligro de fuga debido a la extensión de las penas y su forma de cumplimiento», precisó el fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago.

Por votación unánime, el tribunal determinó los delitos de malversación de fondos, asociación ilícita y lavado de dineros. Campos además confirmó que esta semana enjuiciará a otros diez civiles y uniformados involucrados en el desfalco.

Asimismo, los fiscales se preparan para la formalización de cargos de otros 15 miembros de Carabineros imputados en el caso, el 10 de abril próximo, lo que aumentará la cifra de acusados a 35.

La justicia indaga traspasos monetarios entre los años 2010 y 2015, desde cuentas bancarias encargadas de las remuneraciones de la institución, a otras particulares.

Según la información recabada en un reportaje del canal de televisión 24 horas, podrían ser hasta 300 los involucrados en esta red de corrupción dentro de Carabineros, alcanzando una cifra de 25.000 millones de pesos (37,7 millones de dólares) defraudados, desde 1995 a la fecha.

Este es el peor caso de corrupción que ha afectado al organismo público en su historia, además de ser la mayor investigación que ha enfrentado la Fiscalía desde la Reforma Procesal Penal, implementada en el país entre 2000 y 2005.

El caso se destapó cuando el banco alertó a la Fiscalía, luego de que un teniente de Carabineros recibiera en su cuente corriente un depósito de 300 millones de pesos (452.700 dólares).