Entrevista por Escrito

La mayoría de candidatos que participaron en la primera vuelta respalda a su contendor, Guillermo Lasso. ¿Por qué cree que sus tesis y su figura no generaron esas adhesiones?

Hemos tenido importantes adhesiones, no solo de los dirigentes de movimientos, sino también de las bases de varias agrupaciones políticas en el país. Tenemos la certeza de que muchos ecuatorianos, con banderas diferentes a la nuestra, no quieren regresar al Ecuador del pasado. Nuestros acuerdos y alianzas son con el pueblo, con los ciudadanos, con las organizaciones. Nuestros acuerdos son programáticos. Son públicos y transparentes, y no responden solo a la coyuntura electoral. Así definimos, por ejemplo, los acuerdos con Centro Democrático, de Jimmy Jairala; con Compromiso Social, de Iván Espinel, con el Frente de Profesionales de la Izquierda Democrática…

¿Cuántos votos le aporta Espinel? ¿Él ya tiene un puesto asegurado?

Con Iván acordamos temas de interés mutuo, como la salud, la juventud, la educación, la lucha contra las drogas y la lucha contra la corrupción. Iván está haciendo una gran campaña para alcanzar el triunfo el 2 de abril. Un puesto en el Gobierno no ha sido tema en nuestras conversaciones. Sin embargo, él es una persona muy capacitada que puede aportar en nuestro futuro gobierno.

Usted ha dicho que su campaña no es sucia. ¿Por qué ataca a su contendor señalándolo como responsable del feriado bancario, lo que él niega?

Lo que digo es que el candidato Lasso siempre ha respondido a intereses personales, vinculados a ciertos grupos de la banca privada. Participó en las decisiones políticas que tuvieron implicaciones económicas y sociales para todos los ecuatorianos.
Él debería rendir cuentas a la ciudadanía sobre su pasado en ese proceso que provocó graves afectaciones a miles de ecuatorianos, y ahora sobre las revelaciones de las 49 empresas offshore.

Su discurso destaca los planes sociales que prevé impulsar bajo el nombre de Toda una vida. ¿Cómo financiará esto? Si usted cree que son viables, ¿por qué no se implementan desde ahora?

El presupuesto para estos primeros meses del 2017 ha sido prorrogado. En un año electoral como este, se ajustará de acuerdo con las prioridades definidas en nuestro plan de gobierno. Los programas del plan Toda una Vida suman poco más de $ 2.000 millones. El plan de inversiones, alcanzará unos $ 6.000 millones, entonces es posible realizar una repriorización para financiar nuestras propuestas de campaña.

En el caso del bono, ¿usted ya tiene los parámetros para subirlo o no a los beneficiarios?

Ya está tomada la decisión para subir el bono. Actualmente 444 mil familias reciben el Bono de Desarrollo Humano. Tenemos el Registro Social y la información del Instituto Nacional de Estadística y Censos, que nos permite identificar a las familias que más lo necesitan, según sus ingresos, consumo, necesidades básicas y déficit habitacional. Priorizamos el financiamiento del programa en función del bienestar de los niños y de las personas con discapacidad, la erradicación de la desnutrición infantil y la erradicación de la pobreza. Al 2018 lograremos que 900 mil personas salgan de la pobreza extrema, lo que implica reducirla a menos del 3%.

¿De qué manera combatirá la corrupción? ¿Exigirá que se haga pública la lista de funcionarios que recibieron coimas de Odebrecht?

Lo he dicho siempre, lucharé frontalmente contra la corrupción. Dentro de los primeros cinco días de mi gobierno enviaré a la Asamblea la Ley Anticorrupción, para que los corruptos de ayer y hoy vayan a la cárcel. Crearemos un gran frente contra la corrupción y contaremos con el apoyo de Naciones Unidas para erradicar la corrupción.
Por supuesto que exigiré la publicación de la lista y los nombres de los corruptos desde 1987, desde que Odebrecht inició sus operaciones en el Ecuador.

También ha hablado de reestructurar la deuda que tiene el país con acreedores como China. ¿Cómo?

Creo que existe una campaña constante y deliberada para confundir los términos de deuda versus financiamiento de la inversión. Gracias a este financiamiento vamos a ahorrar. Ya no importaremos energía, o gastaremos en tercerizar barcazas para el gas… La deuda externa está en un margen controlado. Lo he dicho siempre, analizaré de manera responsable las condiciones de financiamiento adquiridas por la actual administración y decidiremos sobre la recompra de la deuda cara para reemplazarla por deuda más barata.

¿Qué papel tendrá el presidente Rafael Correa en su gobierno?

Rafael tomó una importante decisión y la respetamos. Al terminar su mandato disfrutará de la compañía de su familia y ejercerá la cátedra universitaria.

¿Jorge Glas seguirá a cargo de los sectores estratégicos?

Jorge junto con todo mi equipo de gobierno asumiremos con responsabilidad la ejecución del plan de gobierno. El vicepresidente asumirá las funciones que se relacionen con sus fortalezas técnicas, como ciertos sectores de la política energética. Es un gran gerente y muy trabajador.

En sus últimos discursos ya ha hablado de eliminar impuestos como el anticipo del impuesto a la renta, pero en la primera vuelta decía que se crearía una comisión para que lo evaluara. ¿Cambió el discurso?

Nuestra posición es clara. En materia de tributos evaluaremos con madurez todo lo logrado e impulsaremos los cambios que generen mejoras. Siempre hay espacio para optimizar, pero no hay que dejarse llevar por el discurso demagógico. En los cinco primeros días de mi gobierno instalaremos el primer Consejo Consultivo Tributario para analizar la optimización del sistema tributario, para decidir sobre la disminución de impuestos y favorecer a la clase media trabajadora y al sector productivo.

El Universo