Las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia puso en alerta de combate sus unidades en Lejano Oriente tras el lanzamiento de un misil norcoreano, declaró el jefe del Comité de Defensa del Senado ruso, Víctor Ózerov.

Unidades de Las Fuerzas Aeroespaciales rusas están en alerta de combate elevada, existe una amenaza en el Lejano Oriente ya que puede haber errores durante los lanzamientos y se debe prestar mucha atención al espacio aéreo.

Asimismo, es difícil para Moscú influir en Pyongyang mientras EEUU celebre ejercicios cerca de la frontera norcoreana.

«Estamos dispuestos a usar en las negociaciones nuestra influencia en Corea del Norte pero es difícil dialogar con Pyongyang mientras esté presionado por EEUU que efectúa entrenamientos, junto con Corea del Sur, cerca de la frontera norcoreana y desarrolla su escudo antimisiles en la región», dijo.

Corea del Norte lanzó un misil balístico en la madrugada del miércoles cerca de la localidad de Sinpo. Según los informes surcoreanos, el cohete recorrió unos 60 kilómetros antes de caer en el mar de Japón.

Las tropas de Corea del Sur están en alerta de combate mientras que Japón convocó una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional por nueva prueba balística norcoreana.