Recortar la ayuda financiera de EEUU a Ucrania sería «un gran error», afirmó el embajador de Ucrania en EEUU, Valeri Chali.

«Apreciamos la nueva ayuda de 150 millones (de dólares) para la cooperación técnico-militar; lo más importante es que la nueva administración no recorte esta ayuda internacional; en mi opinión, sería un error grave», dijo en una rueda de prensa.

Destacó que Kiev ve que ahora «no hay cambios en la postura (de la nueva administración de EEUU)» y que «el nivel de la cooperación ente Ucrania y EEUU es bastante satisfactorio».

La subsecretaria adjunta del Departamento de Estado, Bridget Brink, anunció que EEUU podría reducir «seriamente» su asistencia exterior a Ucrania este año, en el marco de los recortes presupuestarios que lleva adelante el Gobierno de Donald Trump.

El exembajador de EEUU en Ucrania, John Herbst, confirmó anteriormente que «la asignación de la ayuda a Ucrania se reducirá», pero agregó que esta decisión no está relacionada con ese país, sino con los asuntos internos de EEUU.

Brink señaló que estaba de acuerdo con la declaración del diplomático.

Washington ha ofrecido desde 2014 ayuda militar a Kiev por más de 600 millones de dólares y le envió equipamiento y asesores militares para entrenar a la Guardia Nacional ucraniana.