El presidente de Filipinas Rodrigo Duterte ordenó a las Fuerzas Armadas que ocupen todas las islas reclamadas por su país en el Mar de China Meridional.

«Tenemos que mantener nuestra jurisdicción sobre el Mar de China Meridional», dijo Duterte a periodistas en Palawan.

Duterte pidió a los militares levantar la bandera filipina en islas que reclama el país.

Varias áreas del mar de China Meridional, al que corresponde una tercera parte del tráfico mundial de mercancías y cuya plataforma es rica en recursos naturales, son disputadas por Brunéi, China, Filipinas, Malasia y Vietnam.