El ataque estadounidense a una base aérea del Ejército sirio cerca de Homs causó al menos cinco muertos, dijo el gobernador de esta provincia, Talal al Barazi.

«Según los datos preliminares, cinco personas murieron y siete resultaron heridas a causa del ataque», dijo Al Barazi, citado por el canal de televisión Al Mayadeen.

El gobernador calificó el ataque estadounidense como «terrorismo internacional» y destacó la importancia del aeródromo de Shairat para las operaciones militares contra los yihadistas en el este de la provincia de Homs.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, interpreta el ataque estadounidense a Siria como agresión a una nación soberana, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

«El presidente Putin considera los ataques estadounidenses a Siria como agresión a un Estado soberano en violación de las normas del derecho internacional y, encima, bajo un pretexto inventado», declaró Peskov a periodistas.

En la madrugada del viernes EEUU lanzó 59 misiles de crucero Tomahawk desde los buques de guerra emplazados en el Mediterráneo contra la base aérea de Shairat en la provincia siria de Homs.

El ataque supone una represalia al supuesto uso de armas químicas en Jan Sheihun del que Washington culpa a Damasco que, a su vez, niega toda implicación en los hechos.