El ataque con gas en la provincia siria de Idlib puede haber sido realizado por la oposición armada. Una serie de expertos no excluyen esta posibilidad, así como algunos crímenes anteriores análogos en Siria podrían estar en la cuenta de los insurrectos.

Durante el ataque químico en la ciudad siria de Kan-sheyhune ha muerto más de 80 personas. A día de hoy quizás de lo único que no hay dudas es de estos fallecidos. En respuesta a la acusación de Occidente, Moscú y Damasco niegan que la responsabilidad de esta tragedia sea del presidente sirio Bashar Al-Assad. La pregunta se queda abierta: ¿quien puede estar interesado en realizar tal crimen?

«El ataque es ventajoso para la oposición armada»

El profesor Günter Meyer, que encabeza el Centro por la investigación del mundo árabe en la universidad de Mayence, a esta pregunta la respuesta es unívoca: «Tal ataque con gas puede ser ventajoso solamente a los grupos armados de oposición, — cuenta él. — son arrinconados contra la pared, y ellos no tienen en realidad ninguna posibilidad de plantar cara al gobierno. Y, como muestra la reacción reciente del presidente de los EEUU Donald Tramp, tales acciones les permiten de nuevo avalarse el apoyo de los adversarios de Assad».

Aun en 2012 el ex jefe de la Casa Blanca Barack Obama advertía que, si el régimen de Assad aplica armas químicas, los EEUU se entrometerán en Siria. En la práctica esta declaración significa «la invitación de los adversarios de Assad a la realización de ataque con gas, la posterior responsabilidad se puede encargar al gobierno de Assad», cree el profesor Mayer.

De nuevo Sarín

Sobre lo que la oposición armada siria puede realizar los ataques químicos, aun en 2014 se contaba detalladamente en un artículo del periodista norteamericano Seymur Hersh, el cual se ocupa de investigaciones, para la revista británica London Review of Books. Él cita la documentación de la dirección de exploración del Ministerio de Defensa de los EEUU de 2013, conforme a la disposición de gas sarín por parte de la agrupación siria terrorista «el Frente al-Nusra».

Sobre esta arma química del «Frente al-Nusra», que es mencionada en los documentos de la dirección de exploración, hasta el momento actual nada de eso se sabe. Sin embargo como han establecido los médicos turcos, las víctimas del ataque con gas en Kan-sheyhune, establecieron el uso de gas sarín.

La misma agrupación «Frente al-Nusra» — una antigua subdivisión de «Al Qaeda» en Siria, la cual el verano pasado declaró una ruptura con esta organización terrorista — es el grupo insurrecional más ponderable en la provincia siria de Idlib, subraya Gyunter Mayer. Se ha unido en Idlibe con otros grupos yihadistas y ahora crea allí un grupo más influente de islamistas, — ha añadido el experto. Eso significa que el papel principal en Idlibe, de facto, es jugado por «Al Qaeda» representada «por el Frente al-Nusra».

En el artículo escrito para el London Review of Books, Seymur Hersh trata de demostrar que el ataque con gas en el suburbio Guta de Damasco en agosto de 2013, del acusan al ejército de Assad, era en realidad la acción de los insurrectos. Su objetivo, según el periodista, consistía en arrastrar los EEUU a la guerra contra el líder sirio.

El ataque con gas en Gute: ¿sobre quien recae la responsabilidad?

En el libro, que recientemente ha salido a la venta, del experto sobre Oriente Próximo, Michael Lüders, «Die den Sturm ernten» es descrito cómo a finales de agosto de 2013 el jefe de exploración Nacional de los EEUU James Klepper retenía a Obama de trazar un ataque coheteril a Siria. Entonces Klepper consiguió convencer al presidente de la inocencia de Assad en el ataque químico. Con unas pruebas de sarín, de Gute, que él usó hipotéticamente tomadas de los análisis realizados por el ejército británico, demostró que tenía otra composición diferente a las que se encuentran en disposición del ejército sirio.

Además el ataque con gas en Gute se realizó justamente cuando en el país se encontraban inspectores de la ONU para comprobar si existían armas químicas. Gyunter Mayer de la universidad de Mayence recuerda que han llegado a Siria a instancia del presidente Assad después del ataque con gas que ocurrió en marzo de 2013 al norte de Aleppo. Entre las víctimas mortales entonces se encontraban incluso los soldados del ejército sirio. Por medio de esta comprobación por parte de la ONU, Assad quería encontrar a los responsables de aquel ataque, anota Mayer y añade: «Es absurdo esperar que los poderes sirios realicen semejante ataque cuando en el país se encuentra la comisión».

Un antiguo inspector de la ONU, Richard Lloyd, y el ex consejero del Comandante en jefe de la Marina de guerra de los EEUU, Teodor Postol, los cuales imparten en la Universidad Tecnológica de Massachusetts, dudan también que la responsabilidad del ataque químico en agosto de 2013 está en Assad. En el informe común promulgado a principios de 2014, los expertos anotaban que el bombardeo de Guta con armas rellenas de gas, podía ser realizado sólamente desde los territorios subordinados a los insurrectos.

Fuente