En Gran Bretaña se han llevado a cabo acciones de protesta contra los bombardeos por los militares norteamericanos de los objetivos gubernamentales en Siria.

El mitin contra la agresión de los EEUU en Siria ha ocurrido en Londres, cerca de la residencia de la Primer Ministro Theresa May. Los manifestantes tenían mostraban carteles con las inscripciones: «Tramp, Mey, fuera las manos de Siria» y «Stop a los bombardeos contra Siria», «No a Trump».