Unas 50 personas solicitaron asistencia médica después de que chocaran dos trenes en el oeste de Moscú, informó la empresa Ferrocarriles Rusos (RZD).

«Según los datos preliminares, 50 personas solicitaron asistencia médica», dice el comunicado de la empresa.

Más temprano, el ministro de Emergencias de Rusia, Vladímir Puchkov, informó que más de 20 personas resultaron heridas en el accidente, de las que 12 fueron hospitalizadas. El estado de seis heridos se considera grave, según el ministro.

Dos trenes —uno de cercanías y el otro de largo recorrido que cubría la ruta Moscú-Brest— chocaron la noche del sábado en el oeste de la capital rusa.

Según los datos preliminares de RZD, el tren suburbano frenó de emergencia cuando un hombre intentó cruzar corriendo las vías, tras lo cual, debido a un fallo en el sistema de frenado, comenzó a retroceder e impactó contra la locomotora del tren Moscú-Brest que se encontraba en la misma vía. El choque provocó el descarrilamiento de al menos dos vagones del tren suburbano así como de la locomotora del tren Moscú-Brest.

De acuerdo con la información del Comité de Investigación de Rusia, en el momento de la colisión en el tren de largo recorrido se encontraban 455 pasajeros, mientras que el tren de cercanías iba vacío con cuatro tripulantes a bordo.

El presidente ruso, Vladímir Putin, fue informado del accidente y ordenó tomar todas las medidas necesarias para superar sus consecuencias. Entre los heridos por el choque de dos trenes en el oeste de Moscú hay ciudadanos extranjeros, dijo a los periodistas el Ministro de Emergencias de Rusia, Vladímir Puchkov.

«Según los datos preliminares, entre los heridos figuran tanto los nacionales de Rusia como los ciudadanos de varios otros países», dijo el titular.