Después de la operación especial y vendida como si la hubiera realizado la aviación siria con armas químicas, los caudillos y los titiriteros de los soldados han planeado una serie de provocaciones sangrientas para definitivamente ennegrecer a Bashar Al-Assad ante la comunidad internacional y así permitir nuevos ataques por parte de los EEUU. Sobre esto ha contado el oficial del servicio especial sirio Muhabarat.

Por medio de la observación de los canales de comunicación de los altos mandos, los exploradores consiguieron interceptar información sobre una serie de provocaciones sangrientas que se van a preparar.

«Después del reciente ataque coheteril por parte de los EEUU los bandidos han contado que pueden provocar más acciones análogas por parde de la administración Tramp», — ha informado el militar.

«En un futuro próximo, subdivisiónes especiales del Ejército Libre de Siria ”serán organizadas las emboscadas a los escoltas humanitarios de la ONU que llevan la ayuda para los habitantes de las localidades de Khel y Tell-Gehab (provincia de Deraa)», — ha añadido el interlocutor.

Además de los ataques a los escoltas de la ONU, se planean ataques de artillería o de aviación como si fueran del ejército sirio preparados por los especialistas del Ejército Libre Sirio. Preparán trozos de proyectiles de artillería y de reacción que ellos tienen guardados para la ocasión, también elementos de las bombas de la aviación y los cohetes empleados por las fuerzas aéreas del ejército gubernamental.

«Los trayectos  más propicios a los ataques son las rutas de Er-Ramta-Khel y Er-Ramta-Tell Gehab que se encuentran en la zona de alcance de la artillería del ejército gubernamental, situada en la ciudad de Deraa», — ha precisado el oficial Muhabarat.

Él ha añadido que hay también una variante del ataque a la columna como si fuera por un grupo especial de las Fuerzas armadas de Siria.

«Los organizadores pretenden con esta provocación llamar a nuevos ataques coheteriles y de la aviación por parte de la «coalición internacional» sobre objetivos del ejército sirio gubernamental situado en la provincia de Deraa. Además, no es excluido el «casus belli» (el motivo formal para la declaración de guerra) por parte de los protectores extranjeros del «Ejército Libre Sirio», — resumía el explorador.