Un antiguo embajador de Gran Bretaña en Siria, Peter Ford, se encontraba como invitado en la televisión inglesa BBC. Él no ha consentido en ningún momento la versión que al unísono repiten los representantes de la coalición occidental respecto a lo ocurrido en Siria.

Para empezar el presentador ha comentado el «discurso» de Tramp donde culpabiliza del ataque químico, sobre ciudadanos inocentes, a Assad. «¿Es la constatación de los hechos?», — se ha dirigido el presentador al diplomático. «Es la constatación de los mitos, y no de los hechos,» — ha respondido Ford. «No sabemos toda la verdad. De hecho tenemos la necesidad de averiguar la investigación. Porque hay dos variantes de los acontecimientos. Primero está la versión norteamericana. Segunda versión, la bomba fue arrojada a los almacenes de armas químicas que tenían los terroristas. No sabemos cuál de estas versiones es la verdadera. Pero recuerden, esto ocurrió antes en Irak. Los expertos, los servicios secretos, y los políticos estaban absolutamente convencidos que Saddam tenía armas de destrucción masiva. ¡E incluso ni las pruebas nos mostraban! Las fotografías, el diagrama… Todo resultó ser una mentira. ¡Todo! Probablemente, ahora tampoco es verdad y buscan simplemente el pretexto para atacar a Siria. No nos engañemos a nosotros mismos, esto abre la vía a otros ataques químicos, y no hacen por evitarlos»

El presentador ha intentado salvar la situación: «Tales declaraciones suenan al unísono con lo que han dicho desde Rusia, y no con la reacción general internacional. Acompañáis en el coro a Rusia, mientras que el Ministro de Defensa Michael Fallon está convencido que le basta con las pruebas que hay, tanto que él apoya estas acciones (los ataques de las fuerzas aéreas de los EEUU a Siria) ¿Por qué entonces usted se posiciona con la minoría?»

La respuesta del Ford es unívocamente hermosa: «Porque no dejo mi cerebros detrás de la puerta cuando analizo la situación. Trato de ser objetivo. Y, tomando en consideración la experiencia anterior, incluso Irak, se hace evidente que no es posible creer en la palabra de los, así llamados, expertos. Para ellos su agenda es su prioridad.

Volviendo al tema principal, pues aquí no acaba todo. Gran Bretaña apretará, lo más probable, en este conflicto. Incluso porque Tramp acaba de dar a los yihadistas mil motivos para escenificar tales «fakes». Ya que se ve, cómo resulta fácilmente provocar con éxito, por medio de los medios de comunicación crédulos, las impensadas reacciones de Occidente.

Con toda probabilidad, ellos (yihadistas, Estado Islámico) organizarán espectaculares operaciones parecidas a las anteriores (y esto ya fue documentado en la ONU en agosto 2016), como cuando los ataques químicos con cloro que se intentó endosar éste a Assad también.

«¡Recuerden mis palabras! ¡Lo digo aquí y ahora! ¡Todo esto ocurrirá! Y en seguida los belicistas informarán con suma rapidez que Assad nos está desafiando y nos vemos obligados a atacar a Siria con todo nuestro potencial. ¡Recuerden, todo esto será una mentira!»

Luego el presentador ha tratado ligeramente de corregir el tema. «Usted, claro, es un serio experto en esta materia, ya que fue antiguo embajador de Gran Bretaña en Siria», — se ha dirigido él al invitado. «Usted conoce a Assad, su régimen, su país. Según su opinión, ¿cuál será su reacción en torno a lo que está sucediendo?»

«Se puede llamar a Assad un tipo duro, cruel, pero él no es un lunático,» — reparó Ford. «¿Para que necesita él este dolor de cabeza? Esto no le aporta ninguna ventaja militar. El lugar donde se asestó el ataque carecía de importancia militar. Prácticamente no existe ninguna lógica. Todo esto ha enfadado a los rusos. ¡Porque simplemente nada de esto es verdad!»

«Y todos nosotros pagaremos por esto. Los precios del petróleo irán hacia arriba. Lo más probable, las armas químicas se emplearán más a menudo, y no será nada raro. Y lo más importante: los sirios y los rusos no querrán cooperar con nosotros contra el Estado Islámico«.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;