La Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en España denunció hoy aquí la irresponsable manipulación que hacen determinados medios de comunicación y algunos gobiernos sobre la situación en el país sudamericano.

En un comunicado, la misión diplomática señaló que sectores de la oposición venezolana, impulsados por factores internacionales, promueven el caos y acciones terroristas para aumentar la presión social y económica que justifique una intervención extranjera.

Ante las protestas callejeras de los últimos días, precisó que los cuerpos de seguridad ciudadana actuaron de forma impecable, bajo la directriz de mantener un riguroso apego a la Constitución y normativas de protección de los derechos humanos.

Con su accionar, las fuerzas del orden evitaron todo tipo de provocaciones, ‘limitándose a controlar a sectores exaltados o que actúan directamente fuera de la legalidad, con el fin de garantizar la seguridad y tranquilidad de la población’, indicó el texto.

La legación de Caracas en Madrid puntualizó que en Venezuela no hubo, ni hay un autogolpe de Estado, la Asamblea Nacional (parlamento) no ha sido disuelta en ningún momento y sus competencias siguen vigentes.

Además, todos los partidos políticos, incluyendo los opositores, siguen operando en el país e internacionalmente con plenas garantías y libertad, hecho que puede corroborarse ampliamente en la prensa venezolana e internacional, agregó.

Sobre la inhabilitación para ejercer funciones públicas del gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, dictaminada por la Contraloría General, explicó que se debió a la comisión de ilícitos administrativos durante su gestión entre 2011 y 2013.

‘Como en otras democracias del mundo, en Venezuela se fiscaliza la labor de los entes y personas jurídicas del sector público, aplicándose, en los casos que se detectan irregularidades, las sanciones que establece la Legislación del país’, remarcó el comunicado.

Recordó que, desde 2001, la Contraloría inhabilitó a más de mil funcionarios y particulares relacionados con entes públicos de todas las tendencias políticas.

En su escrito, la representación diplomática rechazó la actitud injerencista de ‘algunos gobiernos que intentan desviar la atención de sus problemas internos y debilidades institucionales, manipulando la realidad de nuestro país’.

Por último, hizo un llamado para que impere el respeto a la soberanía de los pueblos y al diálogo como método de resolución de cualquier controversia.

Etiquetas: ; ; ;