El jefe del Ministerio del Interior de Turquía, Suleyman Soylu, ha anotado que la potente explosión en la ciudad de Diyarbakyr fue un acto terrorista. El ministro ha declarado esto hoy en directo para el canal de televisión HaberTurk.

«Primero pensábamos que la fuente de la explosión fue coche, pero se ha aclarado que los terroristas habían cavado un túnel y en su interior habían colocado la carga explosiva», — ha dicho él.

La explosión golpeaba el taller reparación de los vehículos blindados de policía en la región de Baglar. Está situado cerca de uno de los cuerpos de la Dirección de Seguridad de la ciudad. El incidente ocurría durante la reparación de los coches blindados de la policía.

Se conoce por el momento que la explosión ha dejado tres víctimas mortales y más de 10 heridos. El taller se ha derrumbado parcialmente, y bajo los escombros había personas. Entre los heridos, la mayoría son policías.

Fuente