La sede de campaña del partido ultraconservador Frente Nacional (FN) en Francia fue blanco anoche de ataques que dejaron cuantiosos daños materiales, denunció hoy la candidata electoral de extrema derecha, Marine Le Pen.

En declaraciones a la radio de France Info, la aspirante presidencial detalló que los agresores provocaron un incendio en el inmueble, ubicado en esta capital, además de romper cristales y pintar letreros de ataque contra el FN.

Según la líder, la autoría del hecho fue reivindicada a través de una llamada telefónica por un grupo que dijo llamarse ‘Luchar contra la Xenofobia’.

Le Pen denunció la impunidad de que disfrutan esas bandas promotoras de disturbios, fenómeno del cual culpó a la gestión del presidente François Hollande.

‘No me sorprende que eso suceda porque el gobierno de François Hollande les deja actuar desde hace meses’, cuestionó, y agregó que ella aboga por ‘la disolución de esos grupúsculos que son extremadamente violentos’.

En los últimos meses también se registraron ataques contra la sede del FN ubicada en Nanterre, comuna situada al noroeste de esta capital.