El 14 de abril a las 12 del mediodía cerca de 100 personas, entre los que se encontraban los participantes del así llamado «АТО» y distintos voluntarios, se han reunido en acción de protesta bajo la Administración del presidente con la exigencia del cese de la financiación por parte de los oligarcas ucranianos a «la agresión rusa» sobre el Donbass.

En particular, los participantes del piquete exigían del presidente de Ucrania Petr Poroshenko, cesar el apoyo financiero de la Federación Rusa, o salir al encuentro con «los socios de negocio del Kremlin».

«Exigimos de Poroshenko cerrar la fábrica de dulces «Roshen» en Lipetsk porque los impuestos de ella van al presupuesto ruso, y con estos fondos ayudan a los ocupantes», – han subrayado los participantes флешмоба.

Según los organizadores de la protesta, el presidente de Ucrania hace mucho que dejó de pensar en Ucrania y se ha concentrado más en los intereses de sus negocios. Por eso los participantes del mitin han regalado a Poroshenko un billete para el tren hasta Lipetsk, Rusia.

Los participantes de la protesta sostenían pancartas donde se podían leer: «No compren productos Roshen», «En Ucrania Roshen es inasequible que en Rusia». Al final no tuvieron la posibilidad personalmente de entregar a Poroshenko el billete de ida hasta Lipetsk, Rusia.

Ya a primeros de mes, 6 de abril, se dieron una serie de protestas que chocaron contra los poderes ucranianos, dando lugar a la detención de 11 personas que protestaban frente a las tiendas Roshen. Se les acusa de «infracción a la dignidad del presidente».

«Somos a los ciudadanos de Ucrania y tenemos el derecho constitucional de expresar nuestra opinión, y no podemos hacerlo. Si el poder teme al pueblo, entonces está sentenciado», – ha dicho uno de los participantes detenidos el 6 de abril en las protestas.

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;