Una nueva administración de los EEUU a la cabeza del presidente Donald Trampom no tiene intención de seguir la política de «paciencia estratégica» respecto a la República Democrática Popular de Corea.

Con tal prevención ha actuado el 17 de abril durante la visita a la zona Desmilitarizada, la frontera real donde se juega un importante papel entre Corea del Sur y Corea del Norte, el vicepresidente de los EEUU Michael Pence.

Según sus palabras, los EEUU se ajustan categóricamente para abastecer de seguridad a la península Coreana mediante «medios para la paz y negociaciones».

«Son examinadas todas las variantes de cada acción, continuaremos hombro con hombro junto con el pueblo de Corea del Sur por desnuclearizar las penínsulas y a largo plazo conseguir la prosperidad y la libertad de la población de Corea del Sur», — ha subrayado el suplente para el jefe de la administración de los EEUU.

Como él ha asegurado, las obligaciones aliadas de Washington ante Seúl «son inalterables». EEUU tiende a la paz, pero «siempre ha conseguido la paz por medio de la fuerza», ha declarado Pence, que se encuentra en de gira por los países de la región asiático-pacífica.

Él ha anotado que conforme al problema del cohete-nuclear de la República Democrática Popular de Corea «la era» de la paciencia estratégica «ha acabado». Además, como ha confirmado Pence, los EEUU cuentan que China hará más con objetivo de la superar la crisis en la península Coreana.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;