Kim Jong-un, líder de la República Democrática y Popular de Corea-RPDC, ha enviado un mensaje al presidente de la República Árabe Siria, Bashar al Assad, para condenar el ataque de los Estados Unidos a la base aérea de Shayrat y expresar su firme apoyo y solidaridad al Gobierno y el pueblo sirio.

El mandatario norcoreano ha calificado esa ofensiva como un acto imprudente de invasión a Siria y ha aprovechado para felicitar a ese país por el 71º aniversario de su independencia de Francia, que obtuvo el 24 de octubre del año 1945, pero hasta el 17 de abril del año 1946 las tropas ocupantes francesas regresaron a su tierra.

EE.UU. lanzó 59 misiles Tomahawk contra esa instalación militar de Siria con el argumento de que presuntamente desde allí despegaron los aviones que realizaron un supuesto ataque con armas químicas en Jan Sheijun (Idlib, Siria) el pasado 4 de abril.

La semana pasada, Bashar al Assad felicitó a Kim Jong-un por el 105º aniversario del nacimiento de su abuelo Kim Il-sung, el ‘presidente eterno’ y fundador de la República Democrática y Popular de Corea-RPDC. Además, el mandatario sirio envió un segundo mensaje para congratular al líder de la RPDC por sus cinco años en el cargo.

Ambos gobernantes han estrechado vínculos y expresado su apoyo mutuo ante lo que consideran como amenazas externas a las respectivas soberanías de sus países.