Los observadores de la misión de OSCE que iban en el automóvil el cual pisó la mina antitanque en la República Popular de Lugansk, no coordinaban la ruta con las autoridades de la república. Esto ha declarado el representante la Federación Rusa a OSCE Alejandro Lukashevich.

«Está claro de antemano que nadie va a coordinar las rutas, pero informar a las autoridades locales las cuales en este territorio protegen a sus habitantes y el trabajo de los observadores, claro, es necesario», — ha anotado el representante.

Lukashevich ha añadido también que en el mandato de la OSCE quedó precisamente registrada la necesidad de coordinar junto con las autoridades locales en relación a la seguridad.

Fuente