Hoy, 28 de abril, es un día histórico para los Balcanes y para Europa. La votación del parlamento del Montenegro en cuestión de la entrada del país en la OTAN es la culminación de la gran cantidad de acontecimientos muy diversos que ocurrían en el país y cerca de ella en los últimos años. Tomando en consideración la composición del parlamento, la orientación del partido dirigente y el boicot por parte de la oposición, prácticamente es posible hablar sobre una decisión la cual será positiva.

La medida, como era anunciada aproximadamente una semana antes, pasará no en Podgorica, y en la ciudad Tsetine, «la capital» histórica y cultural del Montenegro. El carácter de giro de la sesión en el nivel oficial se explica por la importancia y la solemnidad del próximo acontecimiento. Aunque otras causas: en Podgorica para este día estaban planeadas ya las protestas en la calle por parte de los numerosos adversarios de la entrada en la OTAN. Estimando sus acciones anteriores, se podría con seguridad suponer unas condiciones muy tensas en la capital… si los diputados, que toman tal histórica decisión, se encontraban allí en aquel momento.

Basta recordar, que precisamente en los mítines contra la OTAN en Montenegro en octubre de 2015 han dado lugar a desórdenes de masas que se consiguieron aplastar solamente por las medidas más crueles de los policías, garrotes y gas lacrimógeno. Las acciones ulteriores de la oposición: mítines de 10 mil personas, en Montenegro 600 mil y Podgoricos de 200 mil es una cifra enorme. La situación era intensa y en 2016 las acciones en masa durante la votación en el parlamento sobre la situación desfavorable del primer ministro de entonces (que ocupaba hasta ahora el puesto de dirigente del partido dirigente) Milo Djukanovic. En 2008 llegó decisión antiserbia de las autoridades montenegrinas: el reconocimiento de la independencia de Kosovo.

En general las manifestaciones pertenecían a la vida cotidiana en Montenegro. El verano pasado el centro de la ciudad fue cerrado constantemente por las huelgas de empleados de Podgorica por las demoras de muchos meses por los salarios. Luego escandalosamente en las elecciones al parlamento con el planteamiento del golpe de Estado.

La situación precaria al interior de las autoridades de Montenegro.

Los partidos de la oposición y la coalición recibieron un poco menos de la mitad de los votos, según los resultados oficiales de las elecciones del 1 de octubre del año pasado, desde entonces y hasta hoy boicotean las reuniones en señal de protesta contra los resultados finales. En la organización del supuesto golpe de estado el régimen acusa a los líderes de la oposición y a Moscú. En cualquier caso, la victoria de las actuales autoridades sobre la oposición es radicalmente diferente, mostrando en lugar de su ventaja, la peligrosa escisión de la sociedad montenegrina.

Resultando, que la votación para la histórica decisión sobre la probable entrada a la OTAN en Montenegro ocurre en el contexto de descontento de los ciudadanos y las permanentes protestas sociales y políticas, el boicot a las reuniones del parlamento es prácticamente la mitad de convocatoria, los casos judiciales contra los diputados y activistas de la oposición.
Teniendo en cuenta la disputa territorial de Montenegro con la parcialmente reconocida “república de Kosovo”: estamos hablando sobre varios kilómetros cuadrados no marcados desde los tiempos de las fronteras yugoslavas, sin embargo debido a estas tierras de parte de los albano-kosovares llegó hasta la amenaza armada.

También la causa penal contra el ex primer ministro y actual líder del gobernante partido de Montenegro, Mila Dzhukanovic. Una corte de Italia reconoció su peligroso crimen en la estructura superior de la mafia, y un medio de comunicación alemán en el último año reveló el esquema de comercio ilegal de cigarros con los terroristas del “Estado Islámico”.

Este país con una maraña interminable de conflictos internos y externos, la OTAN lo toma en sus brazos. Los líderes de la alianza en diciembre el año 2015 envió a Podgorica una invitación formal para unirse a la alianza, después de 10 años de la independencia de Montenegro, en Bruselas fue firmado el protocolo, que en el transcurso del año lo ratificaron los parlamentos de los países participantes de la alianza.

Pero ¿con que objetivo?

Montenegro-un país pequeño con 600 mil de población y solo 2000 de ejército. Una brigada de tropas terrestres, 1 de tanque, 1 de obuses, 2 buques fragata de patrullaje (legado de la República Socialista de Yugoslavia), varios aviones, que no fueron utilizados ni una sola vez desde el año 2010-que las tropas de la OTAN tienen la intención de “reforzar” su capacidad de combate. Casi nadie en la misma Podgorica alguien se sintió ofendido por las recientes palabras del ministro de Defensa Sergey Shoigu de que el «potencial militar de Montenegro es cero”. El ejército de Montenegro podría ser de interés para la OTAN excepto su personal, la «fuerza vital». Esto perturba los ciudadanos de Montenegro, que, como todos los demás, ven las operaciones militares de la Alianza y sus pérdidas, como por ejemplo, las recientes en Afganistán. No todas las acciones de la OTAN buscan la aprobación de los montenegrinos, porque uno de ellos en términos históricos, recientemente aprobado y en contra de su país: el bombardeo de Yugoslavia en 1999, la destrucción del país, el asesinato de civiles…”porque esta la OTAN en el país que nunca le perdonará?”,-escribió asimismo en una misiva a los senadores de los EE.UU. el popular periodista montenegrino, Marko Milachic, que por cierto fue recientemente arrestado. Los ciudadanos de Montenegro, entre los cuales se secan en las encuestas más del a mitad esta en contra de la membresía (de Montenegro) en la OTAN-“el caballo de Troya” para hostilizar su bloque.

Más de una manera u otra es interesante Montenegro desde el punto de vista de su situación geográfica. Después de la descomposición de Yugoslavia, a diferencia de Serbia, ha recibido salida al mar y, respectivamente, los puertos. El mar Adriático, que baña también las orillas de otros países participantes de la OTAN como Italia, Croacia, Albania, Grecia, a su vez es la salida real al Mediterráneo, a Turquía y el Próximo Oriente. Con la entrada de Montenegro en la OTAN quedaría bajo control toda la costa Mediterránea.

En forma simultánea ocurre el ambiente por los países de la OTAN en cambio, Serbia sigue la política de neutralidad militar, acepta las doctrinas rusas y bielorrusas. En 2017 ha declarado la intención de participar en los entrenamientos de la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva.

Los pueblos ortodoxos de los Balcanes en vista a una serie entera de acontecimientos significativos para su historia, habitualmente tendían más al este que al occidente, y con la entrada de Montenegro en la OTAN hay una infracción en este aspecto.

A juzgar por los medios masivos de comunicación oficiales, la OTAN debe hacer del país una zona libre de peligro. Sin embargo exactamente ahora todo el mundo observa como la alianza no puede hacer nada frente a ataques terroristas. Hay un potencial muy grande de terroristas islámicos a los cuales no puede hacer frente.

Oksana Sazonova

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;