La cumbre de la CE ha excluido la posibilidad de cualquier negociación separada de los países europeos con Londres sobre las relaciones después de la salida de Reino Unido de la Unión Europea (Brexit). Esto ha sido aceptado hoy sábado en la cumbre de la CE sobre la estrategia para las negociaciones con Gran Bretaña.

«Para no explotar la posición de la Unión Europea, no habrá ninguna negociación separada entre los países separados y los miembros (la CE) sobre la salida de Reino Unido», — se dice en el texto del documento.

Además los participantes de la cumbre han subrayado que primero Reino Unido debe ajustar las condiciones de su salida y solamente después de esto se discutirán todas las preguntas de las relaciones futuras de Londres con la Unión Europea.

El acuerdo comercial

Además, conforme al texto del documento, la CE está lista para concluir el acuerdo comercial con Gran Bretaña solamente después de que este país abandone la comunidad.

«Fundado en los intereses de la unión, el Consejo de la CE está listo a comenzar el trabajo sobre el acuerdo del comercio solamente después de que el Reino Unido no sea más un país miembro de la Unión Europea», — se anota en el documento.

Mientras el Reino Unido permanezca como miembro de la CE debe cumplir todas las obligaciones tomadas, es subrayado en el texto de la estrategia.

En el documento se anota también que después del Brexit Londres puede quedarse una parte en el mercado único europeo, pero sólo a condición de acatar todas, sin excepción, las normas existentes.

«La conservación de la integridad del mercado único excluye la participación en el (Reino Unido) sólo en sectores separados. El país que no entra en la Unión Europea, que no cumple la obligación al mismo nivel que los demás estados miembros de la CE no pueden usar todas las ventajas del mercado único», — es indicado en el documento.

Los líderes de los países, que se quedan en la comunidad, han expresado la aprobación debido a que el gobierno británico ha reconocido cuatro principios indivisibles básicos del mercado único europeo: libertad del traslado de las mercancías, los servicios, los capitales y los recursos humanos.

«La Unión Europea conservará la autonomía de aceptar decisiones (sobre el mercado único), incluso el papel del Tribunal Europeo Justicia (a quien pertenece la última palabra sobre las disputas entre los estados de la CE, el business europeo y los institutos de la comunidad)», — se anota en la estrategia.

Las obligaciones de Londres ante el europresupuesto

Al mismo tiempo la CE durante las negociaciones tiene intención de entregar a Londres la factura por el cubrimiento de todas las obligaciones no sólo ante el europresupuesto, sino también ante todos los otros institutos financieros de la Unión Europea, incluso el Banco Central Europeo de inversiones y otros, se dice en el documento.

«El arreglo general financiero debe garantizar que la Unión Europea y el Reino Unido cumplirán las obligaciones financieras que cubren todo el período de pertenencia a la CE», — se dice en el documento.

En la estrategia por las negociaciones con Gran Bretaña se anota también que los ciudadanos de los países de la CE, constantemente que viven en el Reino Unido, también los británicos que se encuentran en el territorio de la unión, deben hallar las garantías de la recepción del permiso de residencia después de la salida del Reino Unido de la composición de la CE. En el documento se ha subrayado que cada ciudadano de la CE y los miembros de su familia tienen «derechos iguales al trabajo, la residencia y el estudio en cualquier país de la comunidad».

«La primera prioridad de las negociaciones debe ser el logro del acuerdo de las garantías mutuas para proteger el estatus y los derechos de los ciudadanos de la CE y Reino Unido en razon de las normas de la Unión Europea que funcionan en el momento de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Estas garantías deben incluir el derecho a la recepción del permiso de residencia constante después de cinco años de residencia continua en los territorios del uno y del otro», — se anota en el documento.

El posible fracaso de las negociaciones

La Unión Europea, permite el guión, puede dar por fracasada las negociaciones en torno a la salida de Reino Unido.

«La unión aspirará constructivamente al logro del acuerdo en base a los intereses de ambas partes. La unión trabajará constantemente para alcanzar este resultado, sin embargo éste puede ser conducido al fracaso con tal de vencer esta situación», — se anota en el documento.

«A lo largo de estas negociaciones la unión conservará la unidad y funcionar como una unidad con el fin del logro del un resultado justo y de iguales derechos para todos los estados miembros y en interés de los ciudadanos», — se dice en el documento.

En la estrategia de Bruselas está reconocido que el Brexit puede crear el caos en Reino Unido, así como en los países miembros de la CE.

«La decisión del Reino Unido de abandonar la unión crea una considerable incertidumbre que puede llevar al caos, en particular en el Reino Unido también, y a un mínimo grado a otros paises miembros», — es subrayado en el texto.

En el documento se anota también que los ciudadanos de la CE que viven en Reino Unido, pueden perder los derechos como resultado de la salida de este país de la composición de la comunidad.

«Las compañías y otras partes interesadas perderán la pronosticabilidad y la certeza que son inherentes a la legislación de la CE. Además, esto ejercerá influencia en las administraciones del Estado», — se dice en el texto de la estrategia.

«Sobreentendiéndolo, debemos funcionar en concordancia con el acceso por etapas, prestando una atención prioritaria a una salida arreglada por parte de Reino Unido. Los autoridades nacionales, las empresas y otras partes interesadas deben dar todos los pasos necesarios para prepararse por las consecuencias de la salida del Reino Unido», — subrayan los líderes de los 27 países de la CE.

En el documento se anota también un plazo de dos años para las negociaciones, cumple el 29 de marzo de 2019. Este día deben ser concluidas las negociaciones.

Fuente