El Ministerio de Defensa de Montenegro precisó hoy que ascenderán a 450 mil euros anuales las obligaciones financieras del país por concepto de cuota de afiliación a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

De acuerdo con un comunicado oficial, esa cifra corresponde al 0,027 por ciento del presupuesto anual de ese pacto bélico y será el único gasto para las finanzas del estado derivado de su ingreso.

La nota califica de desinformación y engaño una declaración pública del líder del Partido Popular Democrático, Milán Knezevic, de que esa membresía le costaría a los ciudadanos unos 70 millones de euros al año.

La Asamblea (parlamento) de Montenegro, de 81 miembros, aprobó el proyecto de ley para la entrada a la OTAN presentado por el gobierno con el voto de 46 diputados asistentes a la sesión celebrada en 28 de abril.

Participaron los 42 legisladores de la coalición de mayoría, integrada por cuatro fuerzas políticas, y los cuatro del Partido Socialdemócrata, único de la oposición que apoyó la moción.

El Frente Democrático, con una bancada de 18 miembros, realizó al mismo tiempo una manifestación en demanda de que una decisión de tal envergadura para el país se llevara a referendo, desatendida por el gobierno, cuyo presidente, Dusko Markovic, presentó ante los diputados el proyecto de legislación.

En su discurso para argumentarlo, afirmó que la entrada a la OTAN es una garantía a largo plazo de la soberanía y la integridad territorial del país y añadió que con su voto a favor el parlamento ostenta ‘el privilegio histórico de adoptar una decisión que será recordada mientras existan Montenegro y los montenegrinos’.