El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, firmó un decreto sobre la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente en el país.

«Para que sea cumplido (el decreto) inmediatamente», dijo Maduro después de la firma.

El mandatario alegó los artículos 347, 348 y 349 de la Constitución que otorgan los respectivos poderes al jefe de Estado. La oposición venezolana se ha pronunciado enérgicamente contra la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente.

En virtud de la Constitución de Venezuela, la fuente del poder en el país es el pueblo, y este poder puede ejercerse a través de la Asamblea Nacional Constituyente convocada para cambiar el sistema estatal, crear un nuevo orden político o redactar una nueva constitución.

«Yo he designado una comisión presidencial que se activó hoy mismo en la mañana, presidida por el compañero Elias Jaua Milano, constituyente del año 1999, ministro de Educación, vicepresidente de las Misiones Socialistas, hombre estudioso», expresó Maduro.

En declaraciones ofrecidas desde el salón Ayacucho del Palacio de Miraflores (sede de Gobierno) y transmitidas por el canal del Estado, Venezolana de Televisión, el mandatario señaló que esta constituyente servirá «para perfeccionar la constitución del 99, para mejorarla, para consolidarla, para reforzarla».

Esta asamblea está conformada también por Cilia Flores, jurisconsulta; Aristóbulo Isturiz, maestro, constituyente del año 1999; Delcy Rodríguez Gómez, Canciller y jurisconsulta; Iris Varela, ministro de Asuntos Penitenciarios; Hermann Escarrá, Isaías Rodríguez, Earle Herrera, Nohelí Pocaterra y Francisco Ameliach, gobernador del estado Carabobo.

Asimismo, Maduro pidió rectificar a los países de la región que se han pronunciando sobre la situación de Venezuela.

«Yo le pido a todos estos gobiernos intervencionistas que rectifiquen, necesitamos unirnos, tratamos de ayudar a Colombia y el presidente Santos se negó a que lo ayudáramos», expresó el mandatario.

Para promover esta reforma de la Constitución de 1999, Maduro apeló al artículo 347 de la Constitución venezolana.

«El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución», expresa el artículo.

La Carta Magna venezolana establece en el artículo 348, que el presidente puede convocar una Asamblea Constituyente, sin embargo, expone que este no puede objetar la Constitución que resulte aprobada.

Más temprano el presidente señaló que de los 500 constituyentes, «unos 200 o 250 serán electos por la base de la clase obrera», y señaló que será votada por el pueblo.

Aunque Maduro no dio detalles sobre su propuesta principal para la constituyente, manifestó que esta buscará transformar el Estado y en especial la Asamblea Nacional (parlamento unicameral).

«Necesitamos transformar el Estado, sobre todo esa Asamblea Nacional podrida… crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución, todo lo que hagamos será para fortalecer la Constitución pionera», añadió.

Previamente, el jefe de Estado aseguró que «la oposición venezolana trancó el juego, no quiere diálogo, rechazaron el cronograma electoral del año pasado».

«Hoy (la oposición) han llegado al nivel más alto de la locura, y estamos obligados a detenerlos, a neutralizarlos y que con la voluntad más grande derrotar a los violentos (…) se puede imponer las bandas criminales que ahora en coordinación la MUD atacan y saquean», manifestó.

Por su parte el presidente del Parlamento, el diputado Julio Borges, afirmó este lunes que la convocatoria a una Constituyente hecha por el presidente Maduro «es el golpe de Estado más grave de toda la historia del país» y llamó a su seguidores a continuar a la calle.