En los últimos cinco años Corea del Norte ha construido al menos cinco instalaciones militares en islas artificiales cerca de la ciudad de Sohae. Allí se encuentra una base de lanzamiento de satélites desde la que también se llevan a cabo pruebas de misiles.

A esta conclusión ha llegado la empresa Strategic Sentinel, que se dedica al análisis geoespacial y geopolítico, tras investigar imágenes de satélite tomadas sobre la zona en diciembre de 2016. En su reciente análisis, publicado en la revista digital The Diplomat, se menciona que las instalaciones no son idénticas y que sus objetivos podrían ser distintos.

¿Para qué se utilizan?

Los analistas no tienen respuesta a esta pregunta, pero sugieren que algunas islas parecen albergar plataformas para el lanzamiento de misiles balísticos, aunque esta variante «no sería estratégicamente sabia».

«Una elección estratégicamente más sabia sería [que se trata de] instalaciones con misiles antiaéreos, pero las imágenes disponibles carecen de la evidencia que tradicionalmente suele apuntar a lanzamientos de ese tipo», señala Damen Cook, autor del informe.

También se baraja la posibilidad de que podría tratarse de silos de misiles, aunque no queda claro si las islas pueden almacenar una estructura así, dado que es difícil estimar su tamaño y naturaleza a partir de las imágenes.

Otra hipótesis es que las islas han sido erigidas para despistar al enemigo. Al mismo tiempo, no se descarta que su objetivo no sea militar y que se utilicen para la agricultura u otros fines en la esfera civil.

Etiquetas: ;