En el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia han comentado la decisión de las autoridades polacas de no dejar pasar a los participantes de la motocarrera «Camino de la Victoria» por el territorio de Polonia.

«Estamos indignados por la relación de las autoridades polacas con nuestros participantes en acciones humanitarias, es en honor a la Gran Victoria, esperamos explicaciones inteligibles, nos reservamos el derecho a tomar medidas adecuadas como respuesta», — se dice en el mensaje del departamento.

Se anota que las autoridades polacas han renunciado a la entrada en el país a siete motociclistas rusos que se dirigía de la región de Kaliningrado a la ciudad Branevo para participar en el 72 aniversario de la Victoria y los tradicionales acto memoriales en el mayor cementerio de Europa. Allí se encuentran los soldados soviéticos del período de la Segunda Guerra Mundial.

En el Ministerio de Asuntos Exteriores han subrayado, así como la ceremonia en Branevo, y la concentración internacional de motos «Caminos de la Victoria» pasan por Polonia desde ya hace algunos años, y sus participantes nunca permitieron infracciones ante el orden público. Antes la embajada de Rusia en Polonia ha expresado la perplejidad en relación a la detención en el país de los moteros rusos.

El 3 de mayo ya se dio la noticia sobre la detención en Polonia del motero ruso Nikolay Loginov. Más tarde los guardafronteras polacos han explicado su detención por temas de seguridad.

Fuente