Las fuerzas especiales del Ejército libanés arrestaron hoy a un miembro de Hay´at Tahrir al-Sham (HTS) en Arsal, cerca de la frontera con Siria.

Muhammad Hassan Hasweh, comandante yihadista sirio con estrechos vínculos con Al-Qaeda, fue detenido cerca de la ciudad de Arsal, en medio de una operación especial de contrainsurgencia.

Según una fuente militar del Líbano cercana a Al-Masdar News, el comandante de HTS, encabezó la unidad que se había encargado de colocar minas y coches bombas en la región montañosa durante meses.

La semana pasada, la milicia paramilitar, Hezbolá, acabó con otro comandante de HTS en la región de Arsal, que también se había dedicado a colocar artefactos explosivos improvisados.