Igor Konashenkov
El Ministerio ruso de Defensa criticó hoy al generalato estadounidense por mantener los rezagos ideológicos de la Gran Guerra Fría, al situar a este país como una de las principales amenazas para Washington.

Al comentar las declaraciones del jefe de las operaciones especiales de las fuerzas armadas norteamericanas, general Raymond Tomas, el vocero del Ministerio de Defensa, Igor Konashenkov, expresó que para nada le asombraba ese apego a estereotipos de otros tiempos.

A nosotros nos preguntan con frecuencia en qué consiste la diferencia entre un comando ruso y uno estadounidense y siempre contestamos que radica en la inteligencia y disposición del primero, declaró el mayor-general.

Al conocer las declaraciones de Tomas en el Senado, es fácil determinar que en el Pentágono las exigencias a los militares son otras o, lo correcto sería decir, mayores, comentó.

Quizás por ello, el general norteamericano apeló a la retórica belicista, propia de los halcones en la mejor de las tradiciones de la Guerra Fría, subrayó Konashenkov.

El Ministerio de Defensa ruso admitió ayer la posibilidad de volver al memorando con Estados Unidos para evitar incidentes aéreos en Siria, después que Washington insistió en mantenerlo vigente, pese a su ataque unilateral contra la base de Shairat, en la provincia de Homs, el pasado 7 de abril.

Moscú suspendió el referido acuerdo luego que el presidente Vladimir Putin calificó la acción unilateral del Pentágono de agresión contra un país soberano, en violación del derecho internacional.