Un avión de caza Curtiss P-40, de tiempos de la Gran Guerra Patria, fue sacado del fondo del estrecho de Kerch donde se está construyendo el puente de Crimea, informa el portal del proyecto Most.life.

Según el jefe de la expedición de búsqueda ‘Gran Desembarco-2017’, Alexandr Elkin, la aeronave fue derribada durante la así llamada operación Kerch-Eltigen en 1943, llevada a cabo por las tropas soviéticas y la Flota del Mar Negro con el fin de liberar a la península de Kerch.

“Es probable que el piloto haya logrado aterrizar sobre el agua y haya sobrevivido”, dice.

Una vez localizado el avión, los participantes de la expedición pidieron ayuda a los constructores del puente de Crimea para recoger el avión.

“Hemos apoyado al grupo que nos pidió ayuda. (…) Para cada uno de nosotros simboliza la memoria de los soldados que luchaban por nuestro futuro. Sabemos lo crueles que fueron las batallas en las costas y en el estrecho, sabemos el precio de esta victoria y conservamos la memoria de este heroísmo”, declaró a su vez el comandante de la grúa flotante, Ígor Demiánenko.

El Curtiss P-40, de fabricación estadounidense, fue hallado a seis kilómetros de la costa de Tamán. El fuselaje pesa más de 3,5 toneladas. Los expertos señalan que el avión se ha conservado bastante bien.

“El avión está en estado casi ideal. (…) Hemos detectado varios fragmentos del color que se conservaron perfectamente”, comentó el subdirector del Centro de investigaciones submarinas del Mar Negro, Víctor Vakhoneev.

Durante la Gran Guerra Patria (como es conocida en Rusia su participación en la Segunda Guerra Mundial) EEUU suministró a la URSS aviones de caza Curtiss P-40 según la Ley de Préstamo y Arriendo. Entre 1941 y 1944 la Fuerza Aérea Soviética recibió más de 2.400 aeronaves de este tipo.