El presidente del Instituto Ucraniano de la Memoria Nacional Vladímir Vyatrovich ha explicado la iniciativa del departamento sobre el traslado del día festivo del 9 al 8 de mayo, es el deseo de separar el pasado soviético por medio de «la educación para la generación joven» e inculcar otras tradiciones.

En Ucrania ya dicen que el 9 de mayo será un día laboral. Según el jefe del Instituto Ucraniano de la Memoria Nacional, Vladímir Vyatrovicha, consiste en un «reformateo de las viejas fiestas soviéticas» para las nuevas generaciones de ucranianos.

El experto cuenta que hacer cambiar de opinión a la generación soviética no vale la pena, pero no se puede permitir el renacimiento «de las tradiciones soviéticas», por eso él invita a poner la mira en las nuevas generaciones. Después de que en el país se han librado de la Cinta de San Jorge, los ucranianos son preparados para los cambios ulteriores, escriben los medios de comunicación ucranianos. ​

Fuente